Saludo del Rector

Queridos hermanos y hermanas:

Quiero darles a todos una cordial bienvenida a nuestra Universidad Católica de Trujillo Benedicto XVI.

Nosotros tenemos una gran misión que es ofrecer una formación académica-profesional basada en valores cristianos para que salgan de nuestra Casa Superior de Estudios profesionales que marquen la diferencia en la sociedad.  Esta es nuestra pasión, y todos estamos esforzándonos para que tu tiempo aquí sea algo que te haga mejor, diferente, no espectador sino un constructor que hace más grande el futuro del Perú.

La Iglesia siempre ha sido líder en la educación universitaria, creando las primeras grandes Universidades de Europa y de América Latina.  La Universidad de París, Salamanca, o en el Perú las Universidades de San Marcos y San Agustín, todas son fruto de los esfuerzos de la Iglesia de buscar la verdad con la razón y la fe.  Por eso, tomamos en serio esta herencia de más de 800 años fomentando el vínculo de la ciencia y los valores, la razón y la fe.

Aquí en nuestra Universidad esperamos fomentar un espíritu inquieto para buscar la verdad que te lleva a ser un profesional bien formado, un resultado diferente de lo que ofrecen Universidades que funcionan con fines de lucro.  La Iglesia no tiene fines de lucro, lo que nos motiva es la formación en la excelencia y la calidad de nuestros alumnos para que se sientan encendidas sus mentes y sus corazones, con el resultado de ser bien formados como profesionales con valores, y esto es lo que buscan las empresas exitosas de hoy.

Con corazones y mentes inquietas, formados en un ambiente de valores del evangelio, nuestros alumnos aprovecharán al máximo sus talentos y crecerán de manera integral como personas, profesionales y líderes en nuestra sociedad.  Así, nuestra Universidad Católica tiene su pasión en formar personas que terminen construyendo futuros mejores con excelencia y valores.

Les invito a participar en una aventura de fe y razón, donde Cristo el Buen Pastor, les guíe por caminos que les hagan personas, líderes, y profesionales listos para cambiar el mundo, como dijo el Papa Benedicto XVI: “construyendo la ciudad de Dios en la tierra de los hombres”.

Fraternalmente en Cristo:

Dr. Juan José Lydon McHugh OSA

Log in